Recursos Hot

6 cosas que nunca deberías usar como lubricante (y 3 que sí)

Imprescindible para muchas, una opción más para otras, el lubricante es un gran compañero de juegos. El problema es cuando nos quedamos sin… y entonces recurrimos a ¿aceite para bebés? ¿Aceite de oliva? ¿Vaselina?


Descubrí lo que NO deberías usar a modo de lubricante y algunos productos permitidos.

Los que NO

#1. Crema batida

Mmmm… no te va a resultar tan sexy cuando tu vagina empiece a picar en serio. Cualquier producto con azúcar puede desbalancear tu pH y producir irritación, explica la sexóloga Molly Adler, en la revista Health. Así que mantenete lejos también de la miel y la salsa de chocolate.

#2. Crema para manos

Mejor no la uses, por el perfume, los parabenos y otros químicos que podría tener, agrega la publicación.

#3. Aceite de oliva

Existe un problema común a todas las sustancias oleosas (sí, incluido el aceite de coco): pueden debilitar el látex de los preservativos y reducir tu protección, explica la educadora sexual, Liz Powell, en Health.

#4. Aceite para bebé

Divino para la cola de tu retoño, pero no tanto para tu interior. Un estudio científico publicado en la revista Obstetrics and Gynecology halló un vínculo entre el uso intravaginal de este aceite y el crecimiento de cándida en la vagina, que puede llevar a infecciones de levaduras. Nadie quiere un horno de pan allá abajo.

#5. Vaselina

Al ser difícil de lavar, puede atrapar bacterias que luego te provoquen infecciones e irritación, explica Powell. Un estudio encontró que las mujeres que usaban vaselina tenían dos veces más chances de sufrir de vaginosis bacteriana.

#6. Shampoo o crema de enjuague

Regla general: todo lo que “queme” tus ojos, posiblemente cause el mismo efecto en tus partes bajas.

Los “permitidos”

#1. Gel de aloe vera

Esa plantita que guardás en tu patio podría ser la solución de tu escasez momentánea de lubricante. ¡Aprovecha su gel!

#2. Yogur

Si jugar con comida te hotea, esta es tu mejor alternativa. La Dra. Yvonka DeRidder, sexóloga clínica, recomienda en el portal Elite Daily optar por una versión natural, sin tantos aditivos ni saborizantes que podrían irritarte o aumentar tu riesgo de infecciones. Aparte, el yogur es genial para prevenir y tratar levaduras.

#3. Clara de huevo

Crea una consistencia parecida al moco natural… ¡¿Mmm?!

 

5.178 Comments