Dudas Técnicas

El estrés y otros enemigos del deseo sexual

¿Perdiste el deseo sexual? Prestá atención a estos factores que podrían disminuir tu libido.


Tu pareja te tiene que insistir varias veces para tener sexo, ya no le proponés tener una noche de pasión y a lo mejor ya ni se te cruza por la cabeza tener relaciones sexuales. En pocas palabras: tenés la libido por el suelo. ¿Por qué te pasa esto? Ciertos factores podrían provocarlo, mirá:

El estrés

Es el enemigo número uno del sexo. Es que, cuando estás sobrepasada, es muy difícil encontrar el momento o entrar en el mood «cachondo».

«Para los hombres, la actividad sexual parece ser un reductor del estrés, pero para las mujeres no lo es». -Dra. Lauren Streicher

«Tienen que lidiar con su estrés primero», le dijo la doctora Lauren Streicher a Women´s Health.

Problemas sexuales

El dolor durante las relaciones sexuales o la falta de orgasmos también pueden disminuir el deseo sexual, indica la Clínica Mayo, que también provee el siguiente dato.

Tu estilo de vida

¿Solés beber de más? Deberías saber que beber mucho alcohol puede afectar tu deseo sexual. Por otro lado, fumar disminuye el flujo sanguíneo, lo que puede disminuir la excitación. El sedentarismo y la mala alimentación también podrían atentar contra tu libido.

Medicamentos

Ciertos medicamentos recetados, en especial los antidepresivos, disminuyen el deseo sexual.

En el sexo: más es más

«Está bien documentado que cuanto más sexo tenés, más lo querés, pero dar esos primeros pasos no siempre es fácil», afirmó en Women’s Health, la experta en relaciones sexuales, Sammi Cole.

Para empezar a calentar el terreno, la experta sugirió probar con la masturbación, pues «te permite hacer tanto o tan poco como quieras, alcanzar el clímax en tu propio tiempo y redescubrir el placer físico sin la presión de un compañero», aclara.

Sammi también recomendó recurrir a la memoria para incrementar el sex drive. «La excitación y el deseo sexual se originan en el cerebro, no en los genitales. Entonces, para sentir que querés sexo, primero debés descubrir qué es lo que te excita mentalmente. Esto podría ser un recuerdo, una fantasía sexual específica, un cierto olor o un estímulo visual. Si no estás segura, ¡ahora es el momento de experimentar!», aseveró.

Si te pasa esto y tenés dudas, consultá con un especialista de la salud.

 

2.662 Comments